data-src=

6 minutos

Ashwagandha

La ashwagandha(withania somnifera) es una planta utilizada en la medicina tradicional india por sus beneficios para la salud en general.


También conocido como ginseng indio, tiene propiedades calmantes, favorece el sueño y previene ciertas enfermedades... Pero es sobre todo por sus propiedades tónicas y afrodisíacas por lo que se conoce esta planta de múltiples beneficios.


Pero ¿qué esconde realmente esta planta de nombre bárbaro: cuál es su composición? ¿Cuáles son sus beneficios para el organismo? ¿Cómo utilizarlo correctamente y encontrar el complemento alimenticio adecuado? ¿En qué casos debe consumirse... o no?


Te lo contamos todo en esta completa guía. 🌿

ashwagandha en polvo

¿Qué es la ashwagandha?

Breve descripción e historia de una planta ancestral

Símbolo de la fertilidad y la vida, la ashwagandha es una planta que se utiliza desde hace siglos por sus propiedades medicinales, especialmente en la medicina ayurvédica, siendo la India su país de origen.


Pertenece a la familia de las solanáceas (como la berenjena) y tiene el aspecto de un arbusto con pequeñas bayas de color naranja/rojo. Su olor también es característico: no es muy agradable, es comparable al de un caballo. De este olor procede el nombre de la planta: ashwagandha es una combinación de "ashva" y "gandha", que significa "caballo" y "olor".


En árabe, se llama waraq a-chifaa, la hoja de la curación, por sus increíbles y diversos beneficios para el organismo.

Una planta adaptógena

El ginseng indio es lo que se conoce como una planta "adaptógena", como otros tipos de ginseng (ginseng ruso, ginseng siberiano, etc.). Estas plantas tienen varias características y efectos principales, empezando por una mayor resistencia al estrés, una acción versátil e inespecífica (que por lo tanto se dirige a todos los orígenes del estrés, ya sean biológicos, físicos o químicos), así como una falta de toxicidad e influencia en el funcionamiento normal y válido del organismo. 


Así, una planta adaptógena como la ashwagandha tiene la función y la característica de reequilibrar su sistema nervioso perturbado por el estrés, sea cual sea su origen, para recuperar su serenidad normal.

Ashwagandha: ¿cuál es su composición?

No es casualidad que esta planta pueda curar y aliviar muchas dolencias. En efecto, su composición es una fuente de aminoácidos, withanólidos, taninos... Pero veamos más de cerca de qué está hecha la ashwagandha.


Aminoácidos libres


Los aminoácidos de la ashwagandha son esenciales para el buen funcionamiento de nuestros órganos y consisten principalmente en :


  • La tirosina, que estimula la producción de dopamina y ayuda a regular el estrés;
  • Glicina, que permite una mejor recuperación muscular;
  • La prolina, cuya función es sintetizar el colágeno. 


La planta también contiene ácido glutámico y alanina. 


Withanolides


Los withanolides, que se encuentran en las hojas de la planta ashwagandha, son esteroides con propiedades anticancerígenas y antioxidantes.


Withaferin A


Componente de las raíces de ashwagandha, la withaferina A tiene propiedades adaptógenas, antitumorales, cardioprotectoras y antiestrés. También es neuroprotector e inmunomodulador.


Por último, las bayas de la planta también contienen un gran número de elementos beneficiosos para nuestra salud, como los flavonoides, que tienen propiedades antioxidantes, y los taninos, conocidos por sus propiedades astringentes.

Recomendamos

Ashwagandha Orgánica

Fórmula basada en el extracto orgánico patentado de raíz de Ashwagandha KSM-66®.

  • ✅ KSM-66® patentado.
  • ✅ 500 mg de ashwagandha por cápsula
  • ✅ 5% de withanolides
  • ✅ Certificado ecológico por Ecocert
Ver la ficha del producto

¿Cuáles son los beneficios de la ashwagandha?

Esta planta tiene tantas virtudes terapéuticas que sería difícil enumerar todos sus beneficios. Aquí están los principales.

Aumenta la energía

La ashwagandha proporciona un impulso de energía y vitalidad. Revitaliza el cuerpo, mejora el vigor y la resistencia, lo que a su vez permite una mejor recuperación física durante la práctica deportiva.


La planta también es beneficiosa desde el punto de vista mental, ya que mejora todas las funciones cognitivas. Se recomienda complementar con ashwagandha cuando se necesita reforzar la capacidad de concentración y de memoria.

Reduce el estrés

Según un estudio de Opinion Way, 9 de cada 10 franceses están afectados por el estrés. Por ello, es más necesario que nunca luchar contra esta lacra, y a ser posible, de forma natural. Por eso se recomienda el uso de la ashwagandha: por su capacidad de reducir la secreción de cortisol y adrenalina, tiene virtudes relajantes y ayuda a combatir la ansiedad.


Sin embargo, cuidado: al ser un adaptógeno, los efectos no son inmediatos tras su toma. Se necesitan entre 4 y 6 semanas de tratamiento para sentir los beneficios.

Promueve un mejor sueño

La ahwagandha también se llama withania somnifera, y por una buena razón: facilita y mejora el sueño. Ayuda a combatir el insomnio de forma natural, lo que evita el uso de pastillas para dormir, que suelen ser adictivas.

Tiene propiedades afrodisíacas

La ashwagandha es conocida desde la antigüedad como afrodisíaco para los hombres. El consumo de los principios activos de la planta provoca un aumento del flujo sanguíneo hacia los órganos sexuales, lo que se traduce en una mejora del deseo y del vigor. 


La ashwagandha puede utilizarse para tratar la disfunción eréctil y la baja libido de forma natural.

Consejos de uso y dosificación de la Ashwagandha

La ashwagandha puede tomarse en polvo, en cápsulas o en decocción. Aunque se trata de un tratamiento natural, es mejor no superar la dosis indicada. Puede sufrir problemas digestivos si tiene una sobredosis. 


Las decocciones de Ashwagandha deben tomarse entre las comidas, una o dos tazas como máximo al día. El polvo de raíz de ginseng indio debe tomarse dos veces al día, con un máximo de 4 cucharaditas. 


La solución más sencilla, que recomendamos, es utilizar cápsulas, que son más fáciles de tomar. Asegúrese de respetar las dosis prescritas. En este caso, para nuestra Ashwagandha Bio KSM-66, basta con tomar 2 cápsulas al día, con un gran vaso de agua, a la hora que le convenga. La cura dura entre 30 y 40 días, y puede renovarse tras una pausa de 10 días.

¿Cómo elegir el complemento alimenticio de ashwagandha adecuado?

Por todas estas razones, la planta de ashwagandha es un excelente complemento alimenticio. Sin embargo, para sacar el máximo provecho, hay que elegir con cuidado. Hay muchos productos disponibles en el mercado, pero no todos son de igual calidad. Para elegir el mejor producto, su complemento alimenticio de ashwagandha debe cumplir los siguientes criterios: 


  • Estar certificado como orgánico. De este modo, se garantiza el uso de productos naturales libres de sustancias nocivas.


  • Estar hecho de las raíces de la planta, ya que contienen los ingredientes activos más beneficiosos para el cuerpo. 


  • Formar parte de los productos patentados KSM-66. Esto garantiza un complemento alimenticio de alta calidad, concentrado y eficaz (elaborado únicamente a partir de las raíces de la planta).


  • Contener un número suficiente de ingredientes activos, incluyendo withanólidos (idealmente el 5%).


  • Ser fabricado en Francia para garantizar una mejor calidad.

Ashwagandha: contraindicaciones

Aunque el ginseng indio no es perjudicial para la salud, está contraindicado en determinados casos: 


  • En niños (no antes de los 16 años);
  • En mujeres embarazadas y en periodo de lactancia;
  • En personas con trastornos tiroideos


Otros problemas de salud requieren el consejo de un médico antes de tomar ashwagandha, especialmente para las personas con enfermedades autoinmunes o diabetes. Esto es especialmente cierto para las personas que padecen enfermedades autoinmunes o diabetes, ya que la hierba puede interferir con el tratamiento médico actual.

Finalmente

Esperamos que esta completa guía le haya proporcionado toda la información que necesita sobre la ashwagandha.


Como ves, sería una pena prescindir de las virtudes de esta planta con sus múltiples beneficios. Sus propiedades antiestrés, tónicas y antioxidantes lo convierten en un adaptógeno perfecto para las personas que se estresan regularmente o para los deportistas.


Por supuesto, para beneficiarse de su eficacia, hay que consumirlo en forma de complementos alimenticios de calidad, respetando las dosis prescritas y vigilando las posibles contraindicaciones.


La naturaleza nos ofrece algo para mejorar nuestro bienestar, así que ¡aprovechémoslo!

Fuentes

Comparte este artículo

En relación con el artículo

Productos recomendados

Seguir leyendo